Economía
Compartir facebook ico twitter ico
31-12-2017 21:01

Construcción de viviendas y el Mundial de Rusia, las expectativas de la industria electrónica para 2018

Las nuevas reglas de juego para el mercado tecnológico alteraron las proyecciones para 2018. Esos cambios implican una gradual pero firme reconversión de la industria electrónica radicada en Tierra del Fuego y un aliento a la producción local de electrodomésticos.

banner_1_mobile
Votá estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
Resultados estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
0 comentario(s) comentario
compartir foto

Por el lado de la demanda, las expectativas generales son positivas: en 2017, las ventas aumentaron entre 10 y 12% y prevén una suba similar para el año que viene, con el impulso de categorías clave, como televisores, celulares, computadoras y productos de la línea blanca, principalmente heladeras, cocinas y lavarropas.

 

“Es el mercado más beneficiado por el boom de los créditos para la vivienda. Una mudanza ofrece la oportunidad para la renovación del equipamiento hogareño y es el segmento que tiene mejores perspectivas para el año próximo”, pronostica Luis Galli, CEO del grupo Newsan a Clarín. 

 

En electrónica destacan las TV, por la celebración del Mundial de Rusia, que marcará el debut de las transmisiones en 4K en la Argentina.

 

Antes de eso, a inicios de 2016, el Gobierno eliminó los aranceles a la importación directa de computadoras, laptops y tabletas, entre otras. Eso produjo una baja significativa en los precios, un mayor surtido de productos y marcas, y una suba en las ventas.

 

“Actualmente, representan más del 80% de lo que se vende en el retail”, dice un informe de la consultora GfK.

 

Con respecto a los precios, en 2017 la evolución del ticket promedio cayó 10%, pero la facturación aumentó 42%, debido al alza en las ventas. “La quita del arancel favoreció la 

limpieza de stock, pero a partir de julio la tendencia cambió y los precios empezaron a 

subir”, aseguran.

 

La informática dio un vuelco. El Gobierno restringió el régimen promocional a tres categorías(celulares, TV y acondicionadores de aire). Por esas circunstancias, varias marcas locales (Newsan, Banghó y Positivo BGH, entre otras) reorientan sus negocios. 

 

El presidente de EXO, Luis Szychowski, señala que vienen sumando otras líneas de productos, todas basadas en la computación: dispositivos médicos, equipamientos móviles de diagnóstico, parquímetros inteligentes y cargadores solares. “Igual, las PC representan el 85% de la facturación” de la empresa.

 

Para el joint venture brasileño argentino Positivo BGH, la apertura del mercado a la importación de computadoras no representó un gran problema. “El gran cambio es que ahora traemos el producto terminado, especialmente las destinadas al sector educativo”, señala a Clarín Tirso Gómez Brumana, director de BGH.

 

BGH es una de las 13 empresas que fabrica en el sur del país bajo fuertes beneficios impositivos y fiscales. Justamente, produce y vende TV de su marca, pero importa desde China los modelos de alta gama de Hisense.

 

Vigente desde 1972, el Gobierno limitó los alcances del régimen promocional fueguino: a través de un decreto promulgado el 30 de noviembre, dispuso la baja de impuestos internos a la electrónica, de tal modo que los producidos en la isla (que tributaban el 6,5%) ahora no pagan nada.

 

Y los del exterior pasaron del 17% al 10,5%, para ir cayendo gradualmente hasta su eliminación total, en 2024. De este modo, la conveniencia de fabricar o importar directamente está bajo análisis tanto de las marcas locales o internacionales. “Hasta fin de 2018, los costos no se modifican, pero a partir de 2019 la protección local irá decayendo”, reconoce Federico Hellemeyer, titular de la AFARTE, la cámara sectorial.

 

Tras intensas negociaciones, se acordaron mejoras en la competitividad (logística, aduaneros, tributarios y laborales) para ir equiparando los precios internacionales y los locales.

 

El panorama hoy es distinto, especialmente para los celulares, con un mercado estimado en 13 millones de unidades anuales. Germán Greco, de Motorola, sostuvo que “para el corto y mediano plazo estamos analizando las distintas variables estratégicas sobre el modelo de negocio”. Galli, de Newsan, lo dice más claro: “Algunas categorías, las de menor valor, pierden contra el importado”.

 

Casi todas las multinacionales sacan cuentas. “Ahora somos más baratos y los importados también, pero no podemos negar que eso ocurre. Hasta ahora, las grandes marcas mantienen la decisión de fabricar localmente”, dice Hellemeyer. 

 

Fabio Rozenblum, del grupo Mirgor, reconoce que “la baja de impuestos internos es un tema sensible” y que el objetivo del Gobierno es ir a una convergencia entre los precios locales y los internacionales. ¿Tiene viabilidad la producción electrónica en la isla? “Tiene que ser viable, porque está en juego la supervivencia de una industria instalada y con mucha inversión”, respondió ante la consulta de Clarín el alto ejecutivo.

 

El vicepresidente de Samsung, Luis Palmier, explica que “todas las marcas se están acomodando y tratan de adaptarse a la baja de impuestos internos. Hoy no está en los planes la importación, pero se va a analizar todo el tiempo”, dijo. La producción fueguina, este año, despachó al mercado 10,5 millones de celulares, 3,2 millones de televisores y 1,3 millones de aires acondicionados.

 

La contracara son los electrodomésticos. A diferencia de la electrónica, el Gobierno aplica estímulos indirectos (licencias no automáticas) para fomentar la producción local de heladeras, lavarropas y cocinas. Este año, Samsung y Whirlpool inauguraron y ampliaron sus plantas y LG cerró un acuerdo con Newsan para fabricar heladeras de alta gama, según pudo saber el Económico.

 

En alianza con su socios de Visuar, la marca coreana inauguró su primera planta en 2013, en el Parque Industrial de Cañuelas, para producir lavarropas. Y este año abrió la segunda, de mayor tamaño, destinada a heladeras de última generación. Palmier señala que el objetivo primordial es abastecer el mercado interno, “pero estamos trabajando fuerte para poder exportar, una cantidad mínima, a países del Mercorsur”.

 

En este segmento, la producción nacional cuenta con varias ventajas frente a los importados. “Los costos cierran por el mayor volumen de los productos, es más sencillo, la mano de obra es más barata y nos otorga más flexibilidad para responder a la demanda”, comenta.

 

Alejandro Toscano, de Whirlpool, explica que la marca ya produce en el país el 80% de los productos que vende. Anteriormente, lo hacía en alianza con socios locales pero “venimos reconvirtiendo nuestro centro logístico de La Tablada para fabricar lavarropas y cocinas”. Y añade que analizan sumar otros productos.

 

Eduardo Echavarría, analista de GfK, dice al matutino que las ventas de electrodomésticos crecieron 17% este año y que las proyecciones para 2018 son muy promisorias. Dice que el mercado se recupera no sólo en volumen sino en mayor surtido disponible y más actualizado, como “heladeras no frost y aires con tecnología Inverter”.

Arranca la temporada de pronósticos y en el sector tecnológico creen que las TV 4K, los primeros modelos de celulares con inteligencia artificial y los electrodomésticos de consumo más eficiente (Inverter y No Frost) se perfilan para ser las estrellas del mercado tecnológico en 2018.

 

En el caso de los televisores, el impulso del Mundial de Rusia es primordial: las operadoras ya adelantaron que la Copa del Mundo marcará el debut de las transmisiones UHD (Ultra High Definition), que duplica en nitidez las imágenes Full Definition actuales.

Tirso Gómez Brumana, director de BGH, subraya que los Smart TV y las pantallas de 32” son los estándares del mercado. Pero que el año próximo “el interés se concentrará en el 4K, las pantallas OLED y con tamaños de entre 39 y 43 pulgadas, en promedio”, dijo. 

 

Esta empresa, al igual que otras locales, hacen una doble apuesta en el segmento: “BGH está posicionada para la gama media pero tenemos la licencia exclusiva de la china Hisense para la gama alta”, añadió el ejecutivo.

 

El caso de Newsan es similar. Tiene a Noblex como su marca insignia y a Sharp para el nicho premium. Luis Galli, su CEO, advierte a Clarín que las ventas de televisores no sufrieron variaciones bruscas en los últimos años. 

 

“Oscilaron entre 3,1 y 3,2 millones y para 2018 estimamos un volumen similar, en torno a los 3,3 millones”, remarca. En el sector aclaran que en los mundiales la demanda crece un poco, pero con alta concentración en el primer semestre del año, es decir, en la previa de la Copa del Mundo.

 

Galli interpreta que esa tendencia constante, a pesar de los vaivenes económicos, tiene que ver con la baja de precios de las TV.“Medido en pesos, hoy valen menos que hace dos años”, ejemplifica. Con menor aceleración innovadora, los smartphones ya vienen introduciendo tecnologías de inteligencia artificial. En el caso de Samsung, los últimos modelos de bandera, los S8, incorporan el Bixby, un programa basado en Android que “aprende” de las rutinas del usuario para ofrecerle información y recomendaciones.

 

La china Huawei, por su parte, lanzó este año el Mate 10, su primer modelo con un nuevo procesador, el Kirin 970, calificado por la empresa como “la primera plataforma móvil que combina la inteligencia artificial con servicios en la nube”. Huawei tiene previsto lanzar otros modelos a nivel global el año próximo para competir con sus mayores rivales: Samsung y Apple. Pero Juan Villa, un alto ejecutivo de la firma, adelanta que “alguno de esos modelos lo vamos a traer a la Argentina en 2018”.

banner_2_mobile
banner_3_mobile
banner_4_mobile
banner_5_mobile