Política
Compartir facebook ico twitter ico
21-04-2017 11:38

Catalán Magni tomó distancia del macrismo: "Nosotros somos la antítesis de Cambiemos"

El senador Julio Catalán Magni se colocó en la vereda de enfrente del macrismo, de cara a las elecciones legislativas, y aseguró que el gobierno fueguino es “la antítesis de Cambiemos”.

banner_1_mobile
Votá estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
Resultados estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
0 comentario(s) comentario
compartir foto

Por FM Del Pueblo, se lo consultó sobre las elecciones nacionales, la intención de algunos actores políticos de reunir a la oposición al macrismo, y si ve posible un acercamiento con el sector que se encolumna detrás de Cristina Kirchner. “Todos los que sientan ganas de participar, el ámbito está abierto y esto forma parte de la democracia, pero nadie lo pone en primera persona. Parece que fuera Cristina y el resto, que estuviera Cristina y el que viene, con otra visión de la Argentina. No hay otras visiones sobre la Argentina. Nosotros somos la antítesis de Cambiemos”, sentenció el parlamentario.


Aseguró que “nos diferenciamos mucho de esta metodología de gestión y tenemos una discusión profunda para dar”, instando a “capitalizar los errores cometidos”.


“No es Cristina y el resto, al contrario. Ella tiene el respeto de todos y el lugar que todos le hemos dado en lo que fue nuestro espacio político, pero hay una discusión profunda de cómo queremos mirar hacia adelante. No es ella y nada, que es bastante mezquino”, manifestó.


Sobre el Frente Renovador, que también tiene una base justicialista, y la posibilidad de concertar, indicó que “Massa se dice peronista y, si es así, la discusión se dará dentro del espacio político, porque si no es un proyecto personal, no político”.


Advirtió que “hay una realidad distinta en cada provincia. Cada una tiene que tener su estrategia particular y las PASO deben legitimarnos con el voto popular”.


Se insistió con la consulta sobre la posibilidad de que Cristina sea candidata, y sostuvo que “no le corresponde opinar sobre eso. Si ella quiere ser candidata debe serlo, pero el centro de la discusión de nuestro espacio no es Cristina Kirchner. Si ella quiere ser candidata, no vamos a decir nada que no sea constructivo hacia una referente política de nuestro espacio tan fuerte como ella. Lo que ella decida, es una decisión personal y la vamos a respetar”.


Ante las críticas por el acercamiento al gobierno nacional de Bertone, aseguró que “Rosana nunca fue colaboradora del gobierno nacional, lo que tiene es una responsabilidad frente al pueblo fueguino de gestionar. Hay que gestionar recursos para poder pagar los salarios, no para hacer obra pública. Es una provincia que hacía diez años no pagaba el aguinaldo en fecha”, recordó.


Indicó que si la gente la ve como una aliada a Macri “es subestimar al electorado. Nadie puede dudar la pertenencia al peronismo de Rosana Bertone. Si se discute eso, hay una mezquindad personal o una visión muy sectorial sobre el lugar que ocupa. Muchos de los que tenemos representatividad nacional tenemos que dar respuesta al electorado que confió en nosotros, pero con realidades, no con palabras. Ir a una manifestación de la UOM y juntarnos a hablar con ellos, es hacer catarsis con amigos. Tenemos que darle a la gente una respuesta de cómo podemos reordenar ese puesto de empleo que perdió, si no, es demagógico. Lo nuestro no va para ahí, sino en ver cómo podemos dar respuesta, con un gobierno que piensa diferente, que afectó muchísimo a nuestra provincia, y que le dio un golpe muy duro a la industria electrónica, que es un sostén muy fuerte a nuestro economía”, fustigó de las políticas nacionales.


“La gobernadora ha tenido un rol muy importante y nosotros también lo hemos tenido. Lo que viene en nuestra provincia en lo electoral debe ir en ese sentido. Uno debe defender con acciones, no con la ideología. Si no, que pongan los salarios en un fondo común y lo distribuyan a la gente”, envió como mensaje a sus detractores.


Y disparó críticas al gobierno nacional por el permanente “ensayo y error. Estamos en desacuerdo con que el gobierno nacional maneje los recursos de la obra pública en cada una de las provincias. Hay falta de responsabilidad en la gestión y lo tiene que rever el gobierno. El proceso inflacionario es muy duro, la pérdida de poder adquisitivo es muy dura, y eso se va a manifestar claramente en las urnas”, pronosticó.


“Ojalá nosotros tengamos la capacidad de reordenar una alternativa superadora, que nos permita hablar de otra manera, y discutir desde la construcción cómo nos paramos hacia el futuro, sin perder el tiempo en la falta de compromiso y de conocimiento del funcionamiento del estado de muchos actores que hoy tienen la lapicera dentro del estado nacional”, planteó.


Se le preguntó si cree que el gobierno nacional subestima a la gente, y señaló que “el gobierno nacional tiene una visión empresaria, ellos ven al trabajador como una variable de ajuste y a las Pymes como empleados de ellos. Son todos CEOs de empresas y tienen una visión muy sesgada de la realidad, porque hay cosas que nunca vivieron. Creen que administrar el estado es como administrar su empresa, sin importar el rol que ocupa el estado. Deberían tener una visión inclusiva, responsable”, pidió.


“El sinceramiento de tarifas había que hacerlo pero de la mano de una discusión paritaria. Creo que ellos sienten que todos somos sus empleados y obviamente tienen una visión del estado como una unidad de negocios”, fustigó.


“Sienten que son los dueños de la Argentina y en esto el gobierno comete errores muy infantiles”, analizó.


También evaluó que en este contexto las inversiones prometidas no van a venir. “La política económica se basa netamente en la confianza y el empresario hoy, con la tasa de interés que se paga con las lebacs, va a una especulación financiera, no a una inversión. Si va unida la importación, automáticamente queda afuera del sistema. No hace falta ser economista para darse cuenta. Si en la fabricación de un vehículo hay más del 50% de impuestos, y se abre la importación, de ninguna manera se puede ser competitivo con los países limítrofes”, dijo.


Reiteró que mientras el gobierno central mantenga este rumbo “no puede haber inversiones serias. Encima se suma incertidumbre, poca responsabilidad, poca palabra y demagogia, como la lluvia de inversiones, pobreza cero, o decir que vamos en buen rumbo. El empresario que tiene plata invierte en Europa, en Argentina, en Oriente o donde decida. Y hoy Argentina no es una tentación para ningún inversor, porque no hay un camino económico responsable y serio. Si se genera un escenario de especulación financiera, un proceso inflacionario muy fuerte, devaluaciones encubiertas permanentes, un dólar que no es competitivo, ¿por qué un empresario va a querer invertir en Argentina? No tiene por qué hacerlo, pero sí obviamente va a traer recursos para poner en la especulación financiera. Con el valor de las lebacs la gente va a refugiarse en eso”, concluyó.

banner_2_mobile
banner_3_mobile
banner_4_mobile
banner_5_mobile